was successfully added to your cart.
Category

Pareja

A los hijos los cuida la Virgen y a la pareja tú

Por | Blog, Pareja

A los hijos los cuida la Virgen y a la pareja tú

En este momento imagino la cara de sorpresa o de angustia de muchas de ustedes al leer de qué trata este texto, y es que en nuestra sociedad estamos acostumbradas a dar todo por los hijos. En cuanto nos enteramos que estamos embarazadas nuestro mundo empieza a girar en torno a ellos, cambiamos rutinas “por el bien del bebé”, nos alimentamos mejor “por el bebé”, y así, hacemos un sinfín de cosas a favor de nuestros hijos, cuando la realidad es que estando bien nosotras, ellos van a estar bien, por eso, es fundamental que primero nos ocupemos de nuestro bienestar.

Y qué decir de nuestra pareja, si nosotros nos ponemos en segundo lugar por los hijos, a la pareja la dejamos al final, pero recuerda: los hijos son prestados, cuando crecen y son independientes, se van de la casa y lo más probable es que te quedes sola con tu pareja, que será un “desconocido” con el que hablabas y compartías poco, por dedicar la mayor parte de tu tiempo a tus hijos. A mí me quedo muy grabado esto que decía mi abuelita: “A los hijos los cuida la Virgen y a la pareja tú”.

Muchas parejas se separan durante el primer año de vida de los hijos, porque las mujeres se despreocupan del esposo y ellos comienzan a sentirse solos, tanto que pueden llegar a ver a los hijos como intrusos.

Por eso, busquen tiempo para platicar, para salir solos, pueden ir a caminar, al cine, practiquen juntos algún deporte, incluso pueden quedarse en casa y ver su serie favorita, organizar una reunión con amigos en común; las opciones son ilimitadas, lo valioso es que se dediquen un espacio para ustedes.

Recuerda, primero está el esposo, luego los hijos. Construye una relación basada en el amor y en la comunicación. Ten claro que los hijos te cambian, pero debes hacer consciencia de que la relación de pareja es fundamental para que todo en tu casa con tu familia marche sobre ruedas.

Si quieres profundizar en este tema haz click en la tienda On Line con el libro “¿Perita en dulce yo? ¡Ni madres!”

Por Ale Velasco.
Abrazo de Chango Marango

Tu pareja, tu complemento

Tu pareja, tu complemento

Por | Blog, Pareja

Tu pareja, tu complemento

En general, una pareja se forma con dos personas que se unen con el propósito de formar un hogar, una familia o simplemente para estar juntos haciendo una vida en común y mantienen un compromiso y un vínculo afectivo o amoroso. Sin embargo, en la práctica lograr esta convivencia diaria y armoniosa con una persona es realmente muy complicado, porque somos únicos, con nuestras ideas, valores, gustos, aficiones, y tantas otras cosas que nos hacen diferentes. No pretendamos que la pareja sea como nosotros, la pareja es un conjunto de dos que se complementan.

Cuando hombres y mujeres aprendamos a complementarnos sin competir, es cuando realmente seremos una pareja. Lograrlo implica respetar nuestras diferencias, así que más que criticar o enojarnos por las ideas o actitudes que no nos gustan de la pareja, busquemos y resaltemos sus cualidades. Pensemos en las cosas que nos hicieron tomar la decisión de pasar nuestra vida con esa persona, recuerda que si tu compañero de vida es generoso contigo y tú con él, la abundancia fluirá en sus vidas, y me refiero a abundancia en amor, en compañerismo y, por supuesto, también en cuestiones de dinero.

No olvidemos que en todas las familias hay problemas, pero también se tienen satisfacciones que no debemos minimizar, tanto hombres como mujeres necesitamos sentirnos apoyados para lograr metas, para cumplir nuestros sueños, nuestros deseos, y si encontramos nuestro proyecto de vida será más fácil compartirlo con la persona que ha estado junto a nosotros en las buenas y en las malas. Te invito a leer más de este tema en mi nuevo libro Jamás te olvides de ti.

Por Ale Velasco.
Abrazo de Chango Marango

La Pareja Dispareja

La pareja dispareja

Por | Blog, Pareja

La pareja dispareja

Durante la Edad de Hielo, muchos animales murieron a causa del frío. Los puercoespines, dándose cuenta de la situación, decidieron unirse en pareja. De esa manera se abrigarían y protegerían entre sí, pero las espinas de cada uno herían a los compañeros más cercanos, los que justo ofrecían más calor. Por lo tanto, decidieron alejarse unos de otros y empezaron a morir congelados. Así que tuvieron que hacer una elección: o aceptaban las espinas de sus compañeros o desaparecían de la Tierra. Con sabiduría, decidieron volver a estar juntos.

De esa forma aprendieron a convivir con las heridas que una persona muy cercana puede ocasionar, y que lo más importante es el calor del otro.

La enseñanza que esta pequeña historia nos deja es que la mejor relación no es aquella que une a personas perfectas, sino aquella en la que cada individuo aprende a vivir con los defectos de los demás, aprende a admirar sus cualidades y a aceptar la realidad tal y como es, sólo de esta forma podremos sobrevivir como especie, como grupo, como familia, como pareja. Recordemos que nadie es perfecto, somos seres humanos y por lo tanto, tenemos errores.

Muchas mujeres queremos que nuestras parejas cambien pero recordemos esto:

• Hoy, las parejas requiere de paciencia, constancia, tolerancia y, sobre todo, de mucho amor.
• La calidad de tiempo es fundamental para el crecimiento familiar, busquen a toda costa tiempo para estar juntos y sean amorosos.
• Por las noches en lugar de reclamar o exigir, mejor elige escuchar, reír, compartir y, sobre todo, amar.
• El contacto físico es esencial, abraza, apapacha, acaricia, besa; ya que nuestra pareja desea llegar a su hogar para descansar y cargar energía para el día siguiente.
• Tú tienes el poder de hacer este momento íntimo reconfortante. No perdamos la oportunidad de tener la compañía del ser amado.

Por Ale Velasco.
Abrazo de Chango Marango

Responsabilidad compartida

RESPONSABILIDAD COMPARTIDA – Segunda parte

Por | Blog, Pareja

RESPONSABILIDAD COMPARTIDA – Segunda parte

El amor de los hijos hacia sus padres, no puede ser considerado como una cualidad innata al hombre. La verdad es que la persona nace ya con la capacidad para aprender a amar, sin embargo, esa capacidad ha de ir desarrollándose según la respuesta obtenida de aquellos que se den o no a querer.
Seguir leyendo

Responsabilidad compartida

RESPONSABILIDAD COMPARTIDA – Primera parte

Por | Blog, Pareja

RESPONSABILIDAD COMPARTIDA – Primera parte

El nacimiento de un bebé, es una responsabilidad compartida tanto del hombre como de la mujer. Cumpliendo cada uno con el papel que la naturaleza y la vida en común les ha asignado. Es necesaria la participación en conjunto de la crianza de este nuevo ser, los esfuerzos combinados de los padres, logrará que el día de mañana vuelvan a recuperar su vida en pareja.
Seguir leyendo

Sábanas sucias

Por | Pareja | Sin comentarios

Una pareja de recién casados se mudó a un apartamento en un vecindario muy concurrido. La primera mañana en su nuevo hogar, después de haber hecho el café, la joven esposa miró por la ventana y vio que la vecina colgaba las sábanas para secarlas. “¡Qué sábanas tan sucias!

—pensó—, quizás necesita comprar otro tipo de detergente. Yo debería ir a enseñarle cómo lavar apropiadamente.”

Cada dos días ella le murmuraba lo mismo a su esposo con desdén, mientras veía a su vecina colgar las ropas sucias desde tempranas horas del día.

Pasado un mes, una mañana la joven esposa vio con sorpresa que su vecina estaba colgando las sábanas perfectamente limpias.

Ella exclamó: —¡Mira, finalmente aprendió a lavar la ropa, me pregunto quién la habrá enseñado! Y el marido le contestó:

—Bueno, en realidad, mi amor, la única diferencia es que me levanté temprano esta mañana y limpié la ventana”.