was successfully added to your cart.

Carrito

¿Conoces tus talentos?

Por abril 7, 2016Autoestima

Es curioso que cuando en un taller en vivo pregunto en las participantes si conocen sus talentos o en que son especialmente buenas, la mayoría no sabe responder, pero si pregunto inmediatamente si conocen su principal defecto, ahí sí que lo conocen.

Si te fijas vivimos en una cultura que se especializa en detectar los errores, incluso y tal vez sobre todo los del de enfrente… pero no reconoce sus propios talentos.

Esto lo vemos en las escuelas. Cuando tu hijo crece y elige estudiar algún deporte que le encanta, lo pensamos pero si necesitamos elegir entre llevarlo a clases de ese deporte o clases de regularización en la escuela, lo llevamos a esta última casi sin pensarlo… y parece que tiene sentido pero la realidad es que esos cursos de regularización pocas veces logran regularizar, y pensando que el niño se quedó sin practicar lo que quería, al final perdió la oportunidad de divertirse y destacar en eso que le agrada, y sigue siendo poco hábil en algo que tal vez no tiene el interés (no hablé de capacidad).

Volviendo a ti, toma tu diario y responde sin pensarlo (para que no entre tu cabeza a meter ruido y dudas) estas dos preguntas:

1. ¿En qué eres buena? ¿qué es eso que todo el mundo reconoce en ti como algo que haces muy bien y que disfrutas hacer?
2. ¿Cómo puedes poner eso que haces bien al servicio de los demás?

Cuando lo sepas, lista empresas o personas que hagan dinero haciendo eso en lo que tú eres buena.

No te preocupes si parece demasiado tarde o si hay demasiada competencia…

Generalmente somos felices haciendo cosas que sabemos hacen feliz a alguien más, así que cuando sabes en que eres buena y que disfrutas hacer, puedes aspirar a construir un camino profesional donde puedas aportar valor excepcional.

Como ejercicio final de esta nota te pido que revisando los talentos que has apuntado, elige uno, levántate frente a un espejo y cuéntate -viéndote a los ojos (como cuando ves a tu mejor amiga), uno de esos dones explicándote muy brevemente, cómo lo vas a poner al servicio de los demás.

Luego de eso, respóndete a ti misma diciendo tu tu nombre: ______________ felicidades, sé que lo vas a lograr y cuentas conmigo para hacerlo realidad.

Házlo así porque posiblemente si eres como la mayoría de los latinos, llevas demasiado tiempo escuchando a tu voz interna hablando de dudas y limitaciones, así que esta idea es que empieces a hacer consciente tu diálogo interno del cuál hablaremos esta misma semana, y empezar a darle más atención a esos mensajes que te ayudarán a lograr tus metas a través del refuerzo positivo.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.