was successfully added to your cart.

Carrito

Descubre tu propósito

Por abril 7, 2016Autoestima

Vaya, empezando ya la segunda semana. Espero que ese diario vaya avanzando, y me gusta pensar que sigues con interés los mensajes y los videochats.

Hoy quiero regresar a hablarte sobre ti: tus talentos lo que te apasione, porque te lo decía desde el inicio. Gritar no es el problema, sino que es el síntoma de un problema mayor que cuando logres poder nombrar, podrás empezar a resolver, y al hacerlo verás que no sólo dejas de gritar sino que dejarás de poner tu vida en pausa y podrás darte cuenta que la felicidad no es una meta o un destino, sino que la felicidad es hoy, justo hoy que construyes las memorias que te regocijarán cuando seas abuela, justo hoy que tus sueños son mayores a tus recuerdos, y es por eso que para entrar en tema quiero hablar de ti.

Sin entrar en temas religiosos, sin hablar de Dios o lo que tú creas que nos haya creado, difícilmente habría creado a alguien como cualquiera de nosotros simplemente para vivir la vida en modo de superviviencia, después de perderte en el camino…

Recuerda la última vez que saliste de vacaciones (o tal vez tengas la fortuna de vivir en algún paraíso natural) a algún lugar con naturaleza silvestre. Recordarás que en la naturaleza, todo es armonía, belleza y sobre todo abundancia. La naturaleza no da más a unos que a otros, por ser esto o aquello, por haber hecho o dejado de hacer.

Ni los pájaros ni algún otro animal más que el humano, se esfuerza trabajando de 6 a 6 para tal vez llevar algo de comer a sus casas, ni mucho menos se ven forzados en invertir su presente (perdiéndose la delicia de ver crecer a los hijos cada día), trabajando los mejores años de sus vidas buscando algo de “seguridad” por tener algo que ofrecerles durante los años que vivirán con ellos.

¿Te fijas por donde voy? si nuestros hijos hablaran, difícilmente dirían: sí mamá, sí papá vayan a trabajar muy duro hoy, y por 20 años para que cuando yo sea grande pueda decirte gracias, mientras yo me pierdo de ti mientras crezco y tú te pierdes de mi por estar pensando en el futuro.

No te digo esto para que sientas culpa si acaso te identificas, sino para que empecemos a comprender que parece que hemos hecho las cosas al revés, y eso ha pasado porque en este mundo, todos los demás parecen saber más y mejor que nosotros cualquier cosa.

Este mundo esta diseñado para no tomar decisiones. Si vas a la comida corrida, no te esfuerzas por el elegir el platillo, si quieres vacacionar y vas a la agencia, puedes elegir un viaje dentro del presupuesto y días que quieres invertir, si no sabes si lo del paro de los maestros o la desaparición de estudiantes, basta echar un ojo a las noticias donde no sólo te enterarás de esas cosas sino de muchas más, pero si te fijas, las notas importantes vienen siempre acompañadas del juicio de valor u opinión que deberías de tener.

Por eso tal vez el primer paso para transformar tu vida es dejar de hacer lo mismo que siempre haz hecho, esperando resultados distintos.

Tal vez una buena idea sería apagar esa tele, y empezar a buscar lo que nos apasiona, porque empezando por los principios y valores que crees enseñar verbalmente a tus hijos, nada es más valioso que lo que aprenden de tu ejemplo.

La revolución este planeta empezará el día en que cada persona seamos responsables de nuestro destino personal y profesional, cuando dejemos de trabajar en proyectos y trabajos en los que no ponemos el corazón.

Lo que creo es que sea lo que sea que hacemos, si no fluimos en esta vida es que tal vez no estamos trabajando en nuestro propósito de vida, pues cuando eso sucede, nos damos cuenta que estamos aquí para ser felices.

Todo lo que necesitas es amor.
~John Lennon

 

Echa un ojo a este gráfico, dibújalo en tu diario y toma por preguntas las palabras que están en los círculos mayores y en negritas.

proposito

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.